Artículos aprecidos en la revista "Alta fidelidad" escritos por el autor de ésta página WEB

 

PRIMER ARTÍCULO (1997)

   Ya hace mucho tiempo de esto... efectivamente, en 1997 aparece mi primera consulta en la revista "Alta fidelidad", publicación que, lamentablemente,  se ha ido junto con el año 2011...

 



 

 

SEGUNDO ARTICULO (ENERO 2007)

 

 

Sorprendentemente, la revista cambió el texto original del artículo. Este hecho, que no entro a valorar, me obliga a poner aquí el artículo original:

 

   PARA LA SECCION ”LOS EXPERTOS RESPONDEN”

 

Estimados señores:

 

   Tras más de una década siguiendo esta publicación, y les felicito por ello, no puedo resistirme a emitir una serie de humildes valoraciones sobre este mundo:

 

1) La tendencia del mercado: Coincidimos en denunciar la patética deriva hacia la electrónica basura del mercado más generalista, aunque no se puede llegar al extremo de increpar a quien tome esa opción.

 

2) la tendencia de la publicación: Ante esta situación, la revista ha optado, según mi visión, por el camino del cine en casa y por el high-end más inaccesible. El cine en casa es una senda un poco confusa, quizás demandada por el gran mercado, pero, aunque tiene muchos seguidores, no estoy seguro de que estén encuadrados en esta publicación. En cualquier caso, ésta es una opinión subjetiva (si es difícil lograr la perfección en dos canales, imagínense 7 canales…). Lo que no entiendo es la apuesta por el high-end al alcance solo de unos pocos.

 

3) La tendencia que habría que seguir: Si estamos en un mercado lleno de mediocridad y se pretende “reconducir” al consumidor a la senda de la calidad, pienso que no se le puede “espantar” con productos inaccesibles. Sería más lógico empezar con productos asequibles de verdad, y con calidad, que los hay. En este sentido observo más coherencia, por ejemplo, en ciertas publicaciones británicas, dirigidas a personas “del mundo real”.

 

4) Mi opinión sobre este mundo, después de décadas de afición es muy clara: Para escuchar música hay que partir de un mínimo de calidad –no vale la basura-. Alcanzado este mínimo nivel de calidad, hay una zona de cierta linealidad, en la que el resultado obtenido está en consonancia con lo invertido. Sin embargo, y aquí está el problema, creo firmemente que, a partir de cierto esacalón, son necesarios enormes desembolsos para lograr, en el mejor de los casos, mínimas mejoras. Se pierde la linealidad y aparece la irracionalidad, ya que no se pueden justificar de forma objetiva ciertos productos. Esta reflexión es demoledora para ciertos sectores comerciales, pero tengo que hacerla.

 

5) Mi equipo: En consonancia con mis principios, está al comienzo de ese “camino lineal”. Fuente SONY DVP-LS785V, amplificador SONY FA-FB730R y cajas TANNOY FUSION 4, adecuadamente cableado. ¿Mejorable?  Por supuesto ¿Indigente? Para ustedes, seguramente, pero si lo que se pretende es recuperar a la clientela, habría que empezar por recomendar productos de este segmento… el Krell Evolution está muy bien, pero ¿Cuántos de los estamos leyendo estas líneas podemos comprarlo? Un saludo

 

Miguel Angel González Calvo

 

El testo modificado,  publicado por al revista es el siguiente

 

 

 



 

 

TERCER ARTICULO (MAYO 2008)

 

Este artículo fue publicado de forma correcta, y se reproduce a continuación.

 

 

 

 

 



 

 

CUARTO ARTICULO (MAYO 2011)

 

  Con la revista a punto de desaparecer, vuelvo a ser publicado en la sección de "el experto del mes"...

 

 

 

 

www.000webhost.com
1

CONCLUSIONES

 

   A lo largo de todo este tiempo, he intentado expresar mi humilde opinión sobre esta afición, intentando también poner algo de luz sobre sus aspectos más sombríos, que son, esencialmente, los exagerados márgenes comerciales aplicados en los productos de gama más alta, la complicada justificación del precio de ciertos productos, y la incitación a cambiar y cambiar hasta el infinito... estimulando al consumismo ilimitado, algo disparatado en este sector, con aparatos muy muy caros...

  Los artículos reflejan este pensamiento. Sobre la publicación, diré que creo que todos los que la leíamos sabíamos perfectamente lo que teníamos entre manos. El alma mater de la revista, al que creo que hay que saber leer entre líneas, y que, como acabo de decir, estaba sujeto a todo tipo de condicionantes comerciales etc. creo que, por encima de todo, es un excelente comunicador y una persona con profundos conocimientos sobre lo que escribía, y eso hay que valorarlo: En definitiva, con todas sus luces y sombras, condicionantes etc. creo que es triste  que una publicación así desaparezca. Espero, de hecho, que resucite, si las circunstancias lo permiten...